Carlos Mérida

Cuando escuchamos la palabra Latinoamérica, evocamos imágenes coloridas, casi siempre alegres, que se ofrecen a nuestra memoria como un estallido pirotécnico, como un arcoíris o mas bien como un abanico de posibilidades.

La obra de Carlos Mérida, nos invita a descubrir o redescubrir los misterios de nuestra cultura latinoamericana, y en especial la apasionante cultura maya.

Carlos nació en la ciudad de Guatemala en 1891, sus padres procurarle desde niño el amor a la naturaleza y a la cultura.

Sin embargo sus primeras lecciones de pintura las tomó cuando ingresó a la escuela secundaria.

Como muchos otros artistas Carlos incursionó en otros terrenos del arte como la música, estudió piano durante algunos años, desgraciadamente tuvo que abandonar esta actividad debido a una sordera parcial.

A pesar de esta difícil situación, siguió adelante y encontró en la pintura el camino para satisfacer su necesidad de crear, realizando su primera exposición antes de cumplir 20 años.

meri3

 

En esta época Carlos realiza un viaje de estudios a París, que le sirvió para conocer las nuevas tendencias del arte, y estar en contacto con un ambiente cultura de primera, ya que esta ciudad se consideró la capital del arte durante muchos años, fue ahí donde convivió con muchos artistas interesantes como Pablo Picasso y el muralista mexicano Diego rivera.

Dos años más tarde Carlos regresó a Guatemala, seguramente la ausencia en ese lapso de tiempo le ayudó a apreciar con más sensibilidad y agudeza la belleza de la cultura maya, la naturaleza salvaje y abundante, los hermosos colores del plumaje del Quetzal y el significado mágico y misterioso de las ropas y costumbres indígenas.

A partir de ese momento Carlos Mérida decide que tema a pintar será la cultura maya, el reto es realizar su producción combinando esta temática con las técnicas modernas que había aprendido en Europa.

A diferencia de otros artistas latinoamericanos contemporáneos que buscaban mostrar a través de su arte no solo la cultura de su pueblo si no los aspectos sociales y políticos, Carlos Mérida se concentró en la esencia de la cultura maya prehispánica, logrando observar los rasgos más importantes de la arquitectura, la artesanía la cosmovisión de esta, ofreciendo un concepto muy fresco de la civilización maya. Es por ello que Carlos siempre titulaba sus cuadros con temas de música, danza y mitología maya.

meri1

Años mas tarde se casó y se instaló en la ciudad de México, inmediatamente se sintió identificado y decidió radicar en nuestro país de por vida.

Los materiales y técnicas que Carlos utilizó en sus obras fueron al óleo, la acuarela, lápices gruesos, tinta, lápices de colores, collages, y murales con incrustaciones de mosaicos, piedras y placas metálicas, inventó una pintura resistente a las inclemencias del clima que llamó “petroplático”.

Carlos estaba convencido de la “Integración plástica” en la que se proponía que la pintura y la escultura no fueran solo un elemento decorativo de la arquitectura, si no que fueran elementos integrados en el diseño y construcción de un edificio desde un principio.

Además de haber producido más de 3500 obras Carlos ilustró libros infantiles, creó escenografías para ballet, escribió artículos para revistas y diseñó timbres postales como los de las olimpiadas del 68.

Carlos Mérida expuso en vida, no sólo en el continente Americano, sus obras también visitaron el territorio europeo. Desarrollo una maestría y dominó el manejo de la geometría y el color que queda manifiesta en su obra.

Texto de Ximena Díaz
MERI2

COMPARTELO



Ponte en contacto con esta empresa, puedes envirles un comentario.

You may also like...