Tour de pelos por Pueblos Mágicos en México

Salir de vacaciones es especial, pero escaparte unos días a alguno de los 111 Pueblos Mágicos con los que cuenta el territorio mexicano es extraordinario. Playa, montaña, lago, ríos o pueblitos encantadores, es lo que puedes organizar en un tour de pelos por Pueblos Mágicos en México.

Todos tienen su encanto, pero aquí te presentamos los mejores Pueblos Mágicos de México, que no debes dejar de lado a la hora de planear tu itinerario.

Los 7 Pueblos Mágicos que debes conocer en México

  1. Tepoztlán, Morelos

El lugar donde el misticismo, espiritualidad y los tesoros prehispánicos y virreinales se conjugan para dar paso a un pueblo único muy cerca de la Ciudad de México. Escápate un fin de semana a un viaje donde la naturaleza y las tradiciones romperán tu rutina sin dudarlo.

De entrada, llegar a este sitio te tomará solo un par de horas si sales desde la capital del país, pues debes tomar la autopista Urbana Sur rumbo a la Autopista México-Querétaro y antes de la caseta de cobro desviarte a la derecha y seguir los señalamientos.

image 1

Una vez en Tepoztlán, te recibirán sus calles empedradas y su hermosa vista al Tepozteco, pero ahí solo es el comienzo de una aventura al pasado. Puedes iniciar el recorrido con la Ruta de los Conventos, un viaje para admirar un edificio declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el Ex convento de Tepoztlán o de la Natividad, construido por los tepoztecos entre 1555 y 1580. De ahí puedes ir al mercado de Tepoztlán para comprar un recuerdo y comer los famosos itacates de maíz martajado, rellenos de guisos como flor de calabaza o setas, mole tepozteco, todo acompañado de un pulque o cerveza artesanal del pueblo.

Si prefieres hay buenas opciones para comer en el pueblo como Los Colorines, un restaurancito sencillo, pero muy tradicional y con un sabor típico y delicioso, además es atendido por personal con vestimenta típica de la región que le da un toque extra.

Como recomendación a la hora de planear el viaje, en los primeros días de septiembre se celebra la tradicional carrera hacia la pirámide del Tepozteco en la que cualquiera puede participar; la fiesta de San Miguel: el día de los elotes, se celebra también en septiembre, pero en los últimos días.

  1. Álamos, Sonora

El noroeste de México tiene un lugar lleno de historia y belleza natural. Y no es por nada que La Ciudad de los Portales se ganó el nombramiento como de los 111 Pueblos Mágicos, pues el origen de este peculiar sitio colonial se remonta al siglo XVII cuando las conquistas militares y espirituales de los de españoles estaban en su momento; fue, incluso, capital del estado y escenario de importantes batallas que dieron paso a la República como hoy la conocemos, por ello caminar entre sus estrechas calles, enormes zaguanes y patios con mucha vegetación es una experiencia única.

image 2

Tu viaje comienza en la Plaza de Armas, donde podrás apreciar una arquitectura combinada entre el barroco español y el indígena mexicano y que dieron paso a un centro histórico como ningún otro. De ahí puedes ir a los sitios más representativos del lugar, como la vieja cárcel o el palacio de gobierno.

Las iglesias son también un deleite digno para apreciar, así como sus casonas llenas de mitos y leyendas o valor cultural, como donde nació la actriz mexicana María Félix y que ahora es un importante museo, restaurante y hotel. Imperdible llegar al Museo Costumbrista que alberga una colección de cuatro mil 800 piezas que relatan la historia e identidad de los sonorenses.

El modo más sencillo de llegar a Álamos es vía aérea, con llegada a Ciudad Obregón y a partir de ahí se puede llegar en automóvil por la Autopista 15 y la Carretera Federal 13, recorriendo 120 kilómetros.

  1. Metepec, Estado de México

Tradición y cultura que se conjugan para ofrecer un presente moderno en un encantador destino en el Estado de México: Metepec. Un sitio ideal para darse un descanso entre un pueblo de artesanos alfareros con una vibrante vida cultural.

Este destino destaca por los árboles de la vida, una artesanía típica de la región y con significado religioso que tiene sus orígenes desde la antigüedad. Tal es su atractivo que un árbol de la vida monumental yace en el Vaticano en honor de la Virgen de Guadalupe.

image 3

Descubre el Convento Franciscano de San Juan Bautista, levantado en estilo renacentista a mediados del siglo XVI. Es una construcción hecha como fortaleza, pues es el sello de la orden religiosa que habitó en ella. También debes visitar el Cerro de los Magueyes (de donde toma su nombre Metepec), pues fue un importante centro ceremonial que los evangelizadores españoles pretendieron convertir en un punto de adoración católica.

Este es uno de los Pueblos Mágicos del Estado de México está ubicado en el Valle de Matlazainco, y está justo entre los municipios de San Mateo Atenco y Santiago Tianguistenco, así como con Chapultepec, Mexicaltzingo y Calimaya. Metepec está a seis kilómetros al sur de la capital y a 65 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México.

  1. San Cristóbal de las Casas, Chiapas

Existen razones ilimitadas para que en tus próximas vacaciones descubras el encanto de San Cristóbal de las Casas, en el estado de Chiapas. Es Pueblo Mágico, pero además tiene la distinción de ser el Pueblo más Mágico de entre todas las ciudades que cuentan con esa denominación turística. Un recorrido por el centro histórico debes de tenerlo entre tus prioridades, ya que ahí está el corazón y la verdadera razón de ser de la ciudad.

Calles hermosas, casas pintorescas, mercado popular, tiendas de artesanías y lo principal, gente sencilla, cálida y amable, muchos de ellos pertenecientes a comunidades indígenas como los tzeltales y los tzotziles.

image 4

La Catedral de San Cristóbal Mártir es otro importante lugar que debes conocer. Su construcción data del año 1528 y su reconstrucción fue en el Siglo XVII. Tampoco te pierdas el Museo del Ámbar que está ubicado en el Exconvento de la Merced, y las piezas que ahí se exhiben al público realmente te dejarán con la boca abierta

Entre las comidas más populares destacan el asado chiapaneco que se prepara a base de carne de puerco y chiles secos. También se puede comer mole, chiles rellenos, cocido de res, sopa de pan, sopa de gota, sopa de médula, chanfaina, pollo a la cacerola y, desde luego, el manchamantel, que es un guisado con carne surtida, chiles, verduras y frutas, tiene un sabor entre dulce y picosito.

La mejor forma de llegar a San Cristóbal de las Casas es en avión, con arribo al Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo. Aunque no está en la ciudad, no haces más de dos horas para llegar a este destino turístico.

Si te gustó la ciudad, echa un vistazo a este otro post sobre qué hacer en San Cristóbal de las Casas.

  1. Mazamitla, Jalisco

Mazamitla es un refugio escondido entre bosques de pino, construcciones de madera y techos de paja, un paraíso de montaña donde la naturaleza es tu mejor amiga.

Un destino de montaña que ofrece noches frías para pasarlas en pareja, familia o amigos en una cabaña justo en medio de la Sierra del Tigre. El descanso y una velada junto a la chimenea hace especiales las noches en este lugar.

Puedes pasear por su plaza principal donde se concentran todos los turistas para recorrer sus calles o admirar La Fuente: un monumento en honor al arquitecto Luis Barragán con escalinatas por ambos lados, así como pegada a un muro que le hace aparentar una caja. La Parroquia de San Cristóbal es un ícono de aquí pues es un edificio que se levanta sobre una base piramidal, de estilo ecléctico con toques o influencia del lejano oriente. Está justo en la plaza principal.

image 5

Mazamitla también es famoso por su gastronomía y los antojitos, así que en el mercado principal podrás encontrar ambos. Ahí también podrás comprar recuerdos y dulces típicos de la región como dulces de leche o hasta un rico queso.

Si lo tuyo es el ecoturismo, salte al bosque para conocer parte de la región ya sea a caballo, en cuatrimoto o en una caminata; toma un tour en Mazamitla y descubre el lado aventurero que tienes.

Para llegar desde la ciudad de Guadalajara, la capital de Jalisco, hay que salir rumbo al sur por la avenida López Mateos hasta la salida a la carretera antigua a Colima y, luego de 125 kilómetros siguiendo los señalamientos, está Mazamitla.

  1. Xilitla, San Luis Potosí

Enclavado en la selva de la Huasteca Potosina, Xilitla es el lugar mágico, con un toque surreal y aroma a café que invita al turismo a conocer una parte del pasado de México. Aquí el pueblo te espera con cascadas, montañas, vegetación, plantaciones de café, la Huasteca Potosina y Las Pozas, el único jardín escultórico surrealista que existe en el mundo.

Xilitla tiene todo para que descubrir tu lado natural, pues desde las Grutas de Xilitla, donde se revelan los orígenes del pueblo huasteco a través de las pinturas rupestres que esconde una serie de grutas bajo la superficie, hasta subir el Cerro de la Silleta, donde los amantes del montañismo y senderismo lo adorarán, pues presenta todo un reto y que tiene como premio en lo más alto, apreciar la cadena montañosa de la Sierra Madre Oriental

image 6

Otro atractivo es la Ruta de la Sierra Gorda, un recorrido entre conventos y paisajes boscosos que invitan al aventurero que llevas dentro a adentrarte en la selva. Punto y aparte es el Sótano de las Golondrinas, simplemente imponente. Es el sexto abismo más grande del mundo y su caída libre es de 376 metros con una profundidad total de 512, además por las mañanas al salir el sol, las golondrinas salen en parvadas rumbo a Tamaulipas en busca de alimento. Este lugar está a 55 kilómetros; para mayores informes consulte Mundo Extreme.

Para llegar a este destino desde la Ciudad de México, autopista Querétaro – San Luis Potosí, antes de llegar a la capital potosina continuar por el libramiento oriente y continuar por la carretera 57 dirección Cerritos – Río Verde, de ahí seguir por la carretera 105 hasta Huichihuayán donde está la desviación a Xilitla.

  1. Pátzcuaro, Michoacán

Imagina un hermoso lago combinado con paisajes arquitectónicos de épocas pasadas, así es Pátzcuaro, Michoacán. Este pintoresco lugar, considerado Pueblo Mágico, está lleno de magia al preservar la cultura purépecha en todos sus rincones.

Aquí podrás encontrar artesanías hechas en madera, hierro, cestería, textiles y alfarería que, sobre todo, en día de muertos cuando todo se transforma en una fiesta llena de color y en las que sus calles se pintan de naranja por la flor de cempasúchil que adorna el camino a un lago lleno de luces que los pobladores encienden para recordar a sus muertos.

image 7

Si no vas en primero de noviembre, Día de Muertos, no te preocupes, puedes pasear en lancha rumbo a la isla de Janitzio y disfrutar de un pueblo típico de la cultura purépecha.

Para llegar a Pátzcuaro desde la capital michoacana, puedes tomar dos rutas: carretera Morelia-Uruapan/México 14 o Morelia-Guadalajara/México 15 N y Pátzcuaro-Cuitzeo/México 14D. En ambas opciones la distancia es alrededor de 60 kilómetros con un tiempo de recorrido de una hora aproximadamente. Si tu viaje está planeado vía aérea deberás llegar primero a la terminal más cercana de Morelia, que es el Aeropuerto Internacional General Francisco Mujica. Está ubicado a 35 minutos y tiene arribos de la mayoría de vuelos nacionales.

COMPARTELO



Ponte en contacto con esta empresa, puedes envirles un comentario.

You may also like...